UNIDAD DE PARKINSON

Contamos con personal cualificado para ofrecer un abordaje multidisciplinar.

La enfermedad de Parkinson es la segunda enfermedad neurodegenerativa más frecuente, después de la enfermedad de Alzheimer. Afecta a un 1-2% de las personas mayores de 65 años, aunque puede comenzar en edades más tempranas. Se caracteriza, fundamentalmente, por síntomas motores, como la lentitud, el temblor, la rigidez o las alteraciones del equilibrio, pero también es muy frecuente la presencia de síntomas no motores como el estreñimiento, las alteraciones urinarias o del ánimo.


La enfermedad de Parkinson tiene un alto impacto en la vida de los afectados y en sus familiares. Interfiere primero en las actividades de ocio y, poco a poco, en las actividades profesionales y las actividades básicas de la vida diaria, provocando un deterioro progresivo en la calidad de vida.


Para mejorar la calidad de vida del paciente con enfermedad de Parkinson debemos centrarnos, entre otros puntos, en mejorar los aspectos físicos de la enfermedad. El ejercicio físico puede ser una estrategia eficaz para retrasar o revertir el declive funcional de los pacientes con Parkinson. El ejercicio es beneficioso para la funcionalidad, la fuerza, el equilibrio y la velocidad de la marcha en pacientes con Parkinson.


En general, se han propuesto dos estrategias diferentes de rehabilitación: por un lado, el entrenamiento en estrategias de movimiento (focalizar la atención, visualización, ensayo mental, pistas visuales y auditivas) donde se enseña a los pacientes a moverse más rápido, más fácilmente y con mayor seguridad, empleando el control cognitivo y, por otra parte, los ejercicios músculo-esqueléticos con el fin de mejorar la fuerza, el rango de movimiento, la longitud muscular, la resistencia y la capacidad aeróbica.


Entre los potenciales beneficios del ejercicio en pacientes con enfermedad de Parkinson se encuentran:


  • -Mejoría del rendimiento motor
  • -Mejoría del sueño
  • -Regulación del ritmo deposicional
  • -Disminución de la fatiga
  • -Mejoría de las funciones cognitivas
  • -Mejoría del estado de ánimo
  • -Mejoría de la eficacia de los fármacos
  • -Prevención de complicaciones cardiovasculares
  • -Retraso de la aparición de osteoporosis

En el Centro de Rehabilitación funcional Montigalá contamos con personal cualificado para ofrecer al paciente con enfermedad de Parkinson un abordaje multidisciplinar.


-Un neurólogo especializado en Trastornos del Movimiento realizará una evaluación global y personalizada de cada paciente, conjuntamente con un fisioterapeuta.

-Se elaborará un plan de trabajo, dinámico y adaptado a las necesidades de cada paciente, que pretende abordar los siguientes aspectos:


  • 1.Mejoría del tono corporal, la resistencia muscular y la movilidad articular
  • 2.Rehabilitación de la marcha
  • 3.Control postural
  • 4.Evaluación del riesgo de caídas y aplicación de estrategias para prevenirlas
  • 5.Rehabilitación de problemas musculoesqueléticos, incluyendo el dolor
  • 6.Tratamiento de otros problemas específicos, como la camptocormia o la distonía

Cada paciente será evaluado de forma periódica por el neurólogo y por el fisioterapeuta. El plan de trabajo se revisará y adaptará a la situación actual de cada paciente.

CRF Montigalá

Somos un centro de referencia en Badalona, creado por el Dr. Francisco Javier Salazar en el año 2001. Desde que se inauguró hemos ido creciendo como empresa con el fin de poder abarcar todas las necesidades que nos iban presentando nuestros pacientes...


Leer más

Contacto